La Navidad es la personificación de la gracia de Dios a los hombres

La Navidad es la personificación de la gracia de Dios a los hombres

En este tiempo celebramos la Navidad, la muestra más grande del amor de Dios hacia la humanidad.

En el AT, Dios se reveló a sí mismo como el Dios de gracia y misericordia, quien manifestaba su amor por su pueblo, no porque ellos lo merecieran sino por su deseo de ser fiel a sus promesas dadas a Abraham, Isaac, y Jacob. Ex 6:1-9.

En el Nuevo Testamento vemos la gracia de Dios encarnada en Jesucristo, quien siendo Dios, se hizo hombre para traer salvación a todo aquel que crea en El.

“Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos” 2a Corintios 8:9

“En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia” Efesios 1:7

pp-nativityLa gracia es la presencia y el amor de Dios por medio de Jesucristo, que reciben los creyentes por medio del Espíritu Santo, lo cual se traduce en:

  • Misericordia
  • Perdón
  • El deseo y poder para hacer la voluntad de Dios

En términos generales, toda la vida del creyente depende de la gracia de Dios en su vida. No somos cristianos por nuestros propios esfuerzos o capacidades, sino por la gracia de Dios que nos ha alcanzado, su misericordia que nos ha sostenido y su perdón que nos ha hecho aceptos ante Dios Padre. En esta navidad, necesitamos permitir que Jesucristo tome el control de nuestras vidas y su salvación llegue a cada uno de nosotros. La verdadera Navidad es permitirle a Jesucristo vivir en nuestro corazón y ser el Señor de nuestras vidas.

“El cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz” Filipenses 2:6-9