La mayoría de las personas trabajan muy duro para lograr propósitos personales, familiares, laborales, ministeriales. Nuestros esfuerzos siempre se verán recompensados en las cosas que logremos, y entre más grande sonemos y nos esforcemos más logros alcanzaremos, pero hay algunas cosas que debemos tener en cuenta para lograr con mayor éxito nuestros propósitos.

Guarda y atesora la Palabra Dios

Deuteronomio 29:9 “Guardaréis, pues, las palabras de este pacto, y las pondréis por obra, para que prosperéis en todo lo que hiciereis”.

Las palabras del pacto son las palabras de Dios para el hombre. Este pacto está a través de toda la Biblia. Es el compromiso de Dios con el hombre. Es involucrar la Palabra de Dios en todos nuestros asuntos y en nuestro diario vivir.

Vivirla nos trae prosperidad y bendición

1 Reyes 2:3 “Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas”.

Permite que la Palabra de Dios afecte su diario vivir. Es vivir feliz, bienaventurado, y dichoso aquel que camina en sus estatutos y testimonios. Cuando la Palabra de Dios es parte de nuestra vida, somos impactados, transformados y bendecidos.

Pon alabanzas en tus labios

2 Crónicas 20:20-22 Y habido consejo con el pueblo, puso a algunos que cantasen y alabasen a Jehová, vestidos de ornamentos sagrados, mientras salía la gente armada, y que dijesen: Glorificad a Jehová, porque su misericordia es para siempre. Y cuando comenzaron a entonar cantos de alabanza, Jehová puso contra los hijos de Amón, de Moab y del monte de Seir, las emboscadas de ellos mismos que venían contra Judá, y se mataron los unos a los otros”.

Si queremos ver nuestros proyectos realizados es muy importante alabar al Señor Todopoderoso. Glorificarle, bendecirle y darle gracias por todos sus beneficios en nuestras vidas.

Selecciona bien tus compañías

Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,
    Ni estuvo en camino de pecadores,
    Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;

Sino que en la ley de Jehová está su delicia,
Y en su ley medita de día y de noche.

Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas,
Que da su fruto en su tiempo,
Y su hoja no cae;
Y todo lo que hace, prosperará.

Cuando tenemos proyectos necesitamos unirnos con otras personas que tengan el mismo sentir que tenemos en el corazón. Debemos tener cuidado con las personas que nos conectamos, pues de ello depende el éxito de nuestros proyectos.

Josué 1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

Dios tiene muchas bendiciones para cada uno de sus hijos. Tú puedes emprender grandes proyectos y estar seguro que Dios te va a respaldar si tomas en cuenta estas recomendaciones. ¡Bendiciones!

Categories: Reflexión